El valor de la consultoría en las organizaciones.

 

Alguna vez en el transcurso de nuestra vida laboral todos hemos escuchado el término consultor (del latín consultus que significa “asesoramiento”) y pareciera que lo que vemos es una figura con portafolio y corbata que viene, nos da instrucciones, habla con los Directivos ó Jefes, revisa el trabajo y se va.

En muchos de los casos incluso su presencia le es molesta a los empleados que tienen que laborar bajo su guía y no faltan los comentarios que dicen: “Otra vez este tipo que me viene a dejar más trabajo”, “¡Claro, esta persona solo viene a dar órdenes y a cobrar!”.
Pero más allá de esta simple vista, el consultor es un experto en su área que cuenta con muchas “horas de vuelo” e incluso se especializa en la misma. Es decir, no solo posee los conocimientos, además tiene un grado de especialización, lo que le permite dar asesoría de calidad a las organizaciones para que estas puedan enfrentar sus desafíos de una forma guiada y enfocada hacia sus objetivos.

Estas características son las que marcan la diferencia entre un consultor y un empleado de la organización, ya que el segundo puede tener los conocimientos generales sobre un tema ó materia específicos, sin embargo no los conoce tan a profundidad como es el caso del consultor.

El consultor en su formación profesional generalmente ha ocupado puestos de gran responsabilidad en las organizaciones y en áreas claves de la productividad, como lo son: Dirección General, Recursos Humanos, Calidad, Contabilidad, Producción y Planeación Estratégica entre otros.

El producto que el Consultor vende es precisamente un “paquete” que consta de experiencia y conocimientos para poder aplicarlo en los proyectos de sus clientes, con la certidumbre de que esta combinación llevará a los mismos a conseguir resultados altamente positivos y competentes.

Desde el punto de vista de la organización el reto debe ser “armarse” de un buen equipo consultor, por lo que es muy importante el saber elegir a los integrantes del mismo, aquí la labor es revisar si pertenecen a una empresa establecida con seriedad o son independientes, el análisis del Curriculum vitae y los clientes (organizaciones) con los que haya trabajado además de sus recomendaciones, nos darán un panorama de lo que podemos esperar del mismo.

Una vez seleccionado nuestro posible consultor surge ahora la siguiente interrogante:

¿Qué es lo que esperamos del servicio de consultoría?

Antes de involucrar al consultor en nuestro proyecto es de vital importancia que los Directivos determinen los resultados que quieren obtener con la asesoría, esto es para tener muy en claro las funciones que desempeñará y como interactuará con la organización.
Por lo tanto debemos comunicar a este asesor nuestras demandas y los resultados que esperamos de su intervención, así como la forma en que evaluaremos su avance, esto último será directamente proporcional a la facturación de sus servicios.

Retomando el titulo de nuestro artículo, el verdadero valor que pueden recibir las organizaciones de un buen servicio de consultoría es el de trabajar de una forma más enfocada hacia sus objetivos con planes de trabajo más asertivos y una toma de decisiones más precisa y direccionada.

Si su organización está pasando por algún momento crítico en áreas clave y parece no mejorar después de haberlo intentado todo, entonces es un momento idóneo para que la consultoría entre en acción.
No olvidemos que la consultoría ha contribuido en hacer grandes y exitosas a organizaciones, marcas y firmas tanto a nivel nacional como internacional.

Nuestra organización Gm3s es un reflejo claro de los alcances de la consultoría, ya que su fundación motivo la reunión de un equipo de talentos en diversas áreas de tecnología y procesos que gracias a su aportación y al trabajo en equipo han contribuido a la creación de un Software ERP 100% mexicano que sin duda trascenderá y dará mucho de qué hablar en este ámbito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>